Cultura y medio ambiente.

cambio climatico

Allá por el siglo XX en la ONU, junto a los dirigentes del mundo tuvieron la brillante idea de crear los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) para que se alcanzaran por 2015 ocho objetivos:

  • Erradicar la pobreza extrema y el hambre (ODM 1),
  • Lograr la enseñanza primaria universal (ODM 2),
  • Promover la igualdad entre los sexos y el empoderamiento de la mujer (ODM 3),
  • Reducir la mortalidad de los niños (ODM 4),
  • Mejorar la salud materna (ODM 5),
  • Combatir el VIH/SIDA, la malaria y otras enfermedades (ODM 6),
  • Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente (ODM 7),
  • Fomentar una alianza mundial para el desarrollo (ODM 8).

Para 2005, en ocasión de la primer revisión de los ODM se destacó la importancia de la cultura para el desarrollo y contribución a alcanzar los ODM.



“Las políticas y los proyectos culturales contribuyen significativamente a la consecución de los ODM y a la erradicación de la pobreza en el mundo, al tiempo que fortalecen los procesos de apropiación nacional. Integrar la cultura en las estrategias y políticas de desarrollo conlleva un reforzamiento de la apropiación por parte de las poblaciones metas y contribuye a la sostenibilidad de los ODM.

Posicionar la cultura en el centro del desarrollo es una inversión esencial para la paz y la estabilidad mundial y un requisito para el éxito de una globalización que abarque la diversidad de enfoques y de modelos de desarrollo.”

Informe de la UNESCO.

El éxito del ODM 7, CULTURA Y SOSTENIBILIDAD DEL MEDIO AMBIENTE [ODM 7] se debe a la puesta en valor del saber tradicional de las comunidades indígenas y al apoyo a las iniciativas inocuas para el medio ambiente provenientes de su experiencia milenaria, a través de la educación en materia de sostenibilidad del medio ambiente.

El cambio climático es el mayor desafío de nuestro tiempo. Estamos en un momento decisivo para hacer algo al respecto y la cultura es un importante medio para facilitar el esfuerzo sin precedentes por parte de todos los sectores de la sociedad.
El científico y yogui Ahmed Soliman afirma que cada cual puede hacer un aporte a la conciencia ambiental desde lo mucho o poco que pueda, desde generar nuevas formas de pensamiento enfocadas a modificar hábitos hasta acciones más importantes como la organización comunitaria.

“Utilizar los recursos de manera sostenible resolvería el desafío que afrontamos hoy con el cambio climático. El yoga nos enseña cómo ser sostenibles en nuestra vida diaria, con prácticas que hacen sostenible la salud, la prosperidad, la tranquilidad, la felicidad y demás. Ser yogui, ser consciente, luchar por la sostenibilidad nos puede ayudar a resolver los retos climáticos que enfrentamos.”

Los objetivos suelen ser tan inalcanzables, que el ciudadano de a pie se desanima desde el vamos, sin embargo, siguiendo la línea de razonamiento de Soliman, es posible empezar por lo micro para alcanzar lo macro.
A continuación unos consejos de la Naciones Unidas al respecto:

  • Ahorre electricidad enchufando los electrodomésticos en una regleta y desconectándolos por completo cuando no los utilice, incluso su ordenador.
  • Deje de utilizar los estados de cuenta bancarios en papel y pague sus facturas en línea o a través del teléfono móvil.
  • Comparta, no se limite a hacer clic en “me gusta”. Si ve una publicación interesante en las redes sociales sobre el cambio climático, compártala para que las personas de su red también la vean.
  • ¡Hable alto y claro! Pida a las autoridades locales y nacionales que participen en iniciativas que no dañen a las personas ni al planeta.
  • Apague las luces mientras mira televisión. La televisión emite una luminosidad cómoda, así que apague las otras luces si no las necesita.
  • Investigue un poco por la red y prefiera comprar a empresas que sepa que aplican prácticas sostenibles y no dañan el medio ambiente.

Aníbal Rodríguez
Aníbal Rodríguez

Aníbal A. Rodríguez, es Licenciado en Gestión del Arte y la Cultura por la Universidad de Tres de febrero, UNTREF (Buenos Aires, Argentina)
Artista digital como Aníbal Pees Labory, egresado de la Escuela Nacional de Bellas Artes Manuel Belgrano (Bs, Aires), Diseñador gráfico y audiovisual.
Fundador y director de “HUMUS” y “CUIDATE CULTURA”.

Otras artículos del autor


Expresar o comunicar, Aníbal Rodríguez

El culto a la expresión como valor estético.

Argumentos como "Es lo que sentí hacer", son atajos que sirven para ocultar la ligereza con que algunos se toman ...

Ecología mediática, ¿qué hacemos por cuidarla?

Que los medios de comunicación ejercen influencia en nuestras vidas, es indudable, y es en este momento, con el gran ...

El museo, breve historia desde su creación en el siglo XVIII. 2da parte.

Fotografía: El museo imaginario de André Malraux El cambio de paradigma del museo en el siglo XX. Tempranamente en el ...
industria cultural

¿Industria cultural o producción cultural?

Saber la diferencia entre industria cultural y producción cultural es necesario para entender muchas cuestiones del campo de la cultura, ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estudios de público
Gestión cultural industrias culturales Posteos

La teoría de juegos en la captación de audiencias

    La teoría de juegos ofrece una perspectiva valiosa para comprender las complejas dinámicas de interacción entre productores y audiencia.

    Ver más
    Cultura Cultura y Salud Medios Posteos Sociedad Tecnología

    En busca del bienestar digital

      La sobrecarga de información puede llevarnos a un fenómeno cada vez más relevante: la intoxicación digital.

      Ver más
      centreo-de-la-ciudad
      Argentinidad Mapas Posteos Sociedad

      EL verdadero centro de la Ciudad de Buenos Aires

        Lo que popularmente se conoce como “el centro” de la ciudad de Buenos Aires, es una alusión a los alrededores del obelisco de la ciudad.

        Ver más
        Translate »