fbpx

Cuarentena y Video Streaming

video streaming

Cuando anunciaron el Quilmes Rock versión streaming, la curiosidad y la necesidad de conectar desde la cuarentena con aquel mundo que conocimos, me impulsaron a verlo.

No me gustó.

El escenario gigante y los paneos de cámara viendo bailar al público, quedó reducido a una pantalla partida, habitación con cámara fija, y una sensación de ficción que me hizo dudar si era en vivo o se trataba de un playback.
Fue como un mazazo para mi entusiasmo.

Días siguientes me sentí tentado por algunas propuestas de artistas reconocidos que se anunciaban por Facebook, y asistí a un par más, pero en verdad no supe distinguir si estaba viendo un video, un streaming de otro momento devenido en video… así que desistí y me fui directo a YouTube a saciar mi sed de shows.

No descarto la experiencia del video streaming, por ser una posibilidad de consumo cultural que recién nace, más bien forzada; una especie de manotazo de ahogado para quienes no estuvieron dispuestos a reprogramar sus presentaciones, o ante la necesidad económica de no interrumpir los ingresos.

Por el momento, lo que ví fueron producciones de entrecasa con una sola webcam de toma fija; iluminación modesta, sin posibilidades de post producción y con limitaciones que solo un idóneo podría prever para que no sea accidentada.

El video streaming, si bien es un recurso audiovisual que se viene desarrollando en el segmento de los canales de TV comunitarios (Livestream, Youtube video, Vimeo Livestream, etc) difiere en infraestructura si se lo compara con la precariedad de una transmisión casera.

Alguien dirá que esas plataformas se crearon para transmitir desde la casa, pero no es así; esos recursos se usan para hacer televisión en vivo en un espacio adecuado y con el equipo de producción necesario.

En un estudio de radio o TV comunitario hay ciertas condiciones acústicas, lumínicas, técnicas y espaciales que un artista no tiene obligación de conocer, y que en la soledad de su presentación de cuarentena le pueden jugar un mal momento.

Manuel Lavandera, del dúo Madre Tierra, nos relata desde Madrid:

“Desde un principio el video streaming no me pareció una alternativa viable para nuestras presentaciones, pero tuve ocasión de conocer la experiencia de algunos colegas que lo intentaron. Es angustiante porque nadie empieza el show si no hay espectadores… Puede pasar que la venta de tickets haya sido pobre, que algunos no se conecten o que lo hagan tarde y por pocos minutos. Lo que pase por tu mente en esos momentos estresantes te encuentra en la soledad de tu casa. Y a veces lo peor, se te corta la transmisión, porque vos o el público desconoce la capacidad del servicio de Internet contratado, entonces se frustran y se van.”

Sin embargo, quizás sea cuestión de encontrar el desempeño más adecuado del VS si comparamos sus prestaciones con sus parientes más cercanos

Comparado con el video clip, no es posible editar el VS para salvar errores. El video clip, resulta de recopilar horas de filmación y de edición para un trabajo final de 3 o 4 minutos promedio. Es útil para difusión, press kit, etc. no así el VS. Ambos, en una plataforma como You Tube, pueden monetizar.

El VS, en comparación con un estudio de radio o televisión, carece de infraestructura, recursos humanos y dirección de escena para lograr nivel profesional. Por otro lado, la radio y la televisión cuentan con audiencia propia.

Pero el video streaming tiene algo muy importante que sus parientes cercanos no poseen que es la INTERACCIÓN DIRECTA con el público; un valor intangible a través del cual es posible fidelizar o ampliar el público.

Pedro Aznar en una de sus transmisiones habituales

Muchas veces el uso inadecuado de las palabras puede derivar en resultados no deseados; por ejemplo, llamarle “show” a una transmisión en vivo de VS puede alimentar esperanzas que no se cumplirán; pero “Encuentro” puede ser más adecuado, para consolidar vínculos con el público dado que arte no es un concepto recortado que solo contiene música, o performance sino que abarca al artista y su microcosmos.

El concepto “encuentro” en este caso le confiere un sentido informal que libera de exigencias técnicas y le da al público la esencia de lo que busca: el contacto con su artista, su obra, sus fuentes de inspiración, etc. y si se le agregara un momento musical, aunque hubiera fallos, aumentaría el valor para el fan.

Para terminar, el VS llegó y habría que darle una oportunidad, No para un artista mainstream con miles de fans colapsando el chat, sino para el artistas emergentes durante el proceso de consolidación de su público.

Aníbal Rodríguez
Aníbal Rodríguez

Aníbal A. Rodríguez, es Técnico en Gestión cultural UNTREF (Buenos Aires, Argentina)
Artista digital como Aníbal Pees Labory, egresado de la Escuela Nacional de Bellas Artes Manuel Belgrano (Bs, Aires), Diseñador gráfico y audiovisual.
Fundador y director de “HUMUS” y “CUIDATE CULTURA”.

Otros artículos del autor


cambio climatico

Cultura y medio ambiente.

Allá por el siglo XX en la ONU, junto a los dirigentes del mundo tuvieron la brillante idea de crear ...
Leer Más
Amazon Monopoly

Nuestra libertad tendría dueño: Los gigantes tecnológicos.

Como una nueva versión de "MONOPOLY" las empresas tecnológicas irán invadiendo nuestra libertad como consumidores. Ciertos cambios culturales se vienen ...
Leer Más
Basquiat balsero por AP Labory

El peculiar mundo del arte

Separando la paja del trigo. El arte contemporáneo es mirado con desconfianza desde sus inicios, a fines del siglo XIX ...
Leer Más
Vivir en NY

Argentinos residentes en EEUU

Quien más quien menos ha sentido la pulsión de dejar Argentina. Unos prueban y vuelven, o siguen camino, pero están ...
Leer Más
Loading...

4 thoughts on “Cuarentena y Video Streaming

  1. Es muy cierto. Aunque he visto algunas transmisiones de estudios profesionales, con salas grandes en donde meter varios músicos la vez y se han reciclado inmediatamente (probablemente por la escacez de clientes) Ofreciendo un sevicio de emisión en directo, con un audio de estudio de grabacion profesional, mas la posibilidadde postproduccion audiovisual. Agregaron poca cosa, dos cámaras fijas y un asistente de piso con una tercera, el resto ya etaba hecho y el resultado es muy bueno. Igual… el ambiente, es irreemplazable. Linda nota . Saludo

    1. Gracias Gustavo! en mi opinión es un buen recurso para el artista emergente y un nuevo servicio que podrían brindar los estudios o salas de ensayo. Un artista que ya esté en la industria tiene acceso a canales de televisión, teatros, video clips, con toda la técnica a su disposición, por lo que este recurso no tiene mucho para darle; en cambio el artista que necesita difusión podría alternar sus presentaciones “pagando” en bares por este tipo de recurso desde una sala o bien desde el garaje de su casa aunque en ese caso buscando el acercamiento con su público contando sobre su proyecto.
      Saludos!

      Aníbal.

  2. Tengo la misma sensación que con el libro digital de la década del 90. La idea esta bien orientada, pero la estructura es débil: la tecnología no esta, el sistema de comunicación es débil (en Argentina existe muy mala conexión de red) y la orientación es errada (se quiere trasladar el vivo, sin cambiar las formas). Pero la mayoría de las cosas son ensayo y error, no creo que esto sea la excepción.

    1. Coincido, sería una pena que los artistas emergentes por copiar las estrategias de los mainstreams abandonaran este recurso en cuanto vuelvan los shows.

      Aníbal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
shares