fbpx

BP.19, Fin de la Bienal con otra mirada.

bp19

Si no sabe hacer un corno, tiene un futuro prometedor como artista de performance

Con estas palabras y esa cuota de “humor ácido”, comenzó la Bienal de Performance  en su tercera edición 2019 en Bs As. Dicen los que saben, que detrás de una humorada, hay una verdad… Colmada de eventos y casi maratónica, se desplegó  una agenda cargada  de actividades.

Ecléctica y excéntrica acompañó  al artista en un paralelismo con los  tiempos convulsionados que corren. Representaciones, performance, conferencias, viajes en moto, instalaciones, cine, presentación de libros, teatro y actividades  varias, fue lo elegido  para  este  Mayo performático. Artistas nacionales  e  internacionales conformaron este compilado performático.

 Los lugares elegidos  para la acción  fueron varios: el Museo Nacional de Bellas Artes, el  Complejo  Art- media, el Centro Cultural Recoleta, el MALBA, la galería Ruth Benzacar, la calle misma; y  se descentralizó de Buenos Aires  plasmándose en la  provincia de Córdoba .

La performance tiene público propio y participantes, como un rito ancestral, ese acto performático  puede brindar constancia de pertenencia, a diferencia de un acto público donde todos los presentes solo presencian. De todas formas todos los actores (sociales) como los espectadores siguen las reglas implícitas del evento.

La participación es una práctica, un hacer que se ensaya y es reiterada, convencional y normativa, todos sabemos cómo comportarnos en estos eventos, teatro, funeral o  protesta política. Hay performance como la que relataré a continuación  que retan al espectador de forma directa, operando como actos vitales de transferencia, transmitiendo el saber social a partir de acciones, re-actuado, re-vivido y como – práctica  corporal – funciona dentro de  un sistema de códigos y convenciones .

El término performance en Latinoamérica nos ofrece  como definición, Arte –Vivo y/o Arte –Acción.


 El canto errante –Escuela N° 43 Villa Fiorito De Ulices Conti

Una escuela  del conurbano fue el escenario para una performance particular. Los  alumnos crearon sus propios textos para canciones que ellos mismos interpretaron airosamente  en formato de Rap. La música repetitiva  acompañaba  la melodía  y las letras hacían lo suyo. El entorno  no  amenizo  la visita y tampoco  el  largo viaje  a Villa Fiorito. La performance – representación – le sirvió a los alumnos para ser visibilizados y para brindarles  la posibilidad de expresar la dura realidad que durante décadas los acompaña .


La instalación de monumentos consensuados en el  Complejo art media/ Sofia Medici /Laura Kalauz Restrospectiva, de 1990 a la actualidad.

La oficina de monumentos consensuados OMC nos interpela, creando un concurso  abierto sobre proyectos para ser colocados en el eje cívico, hoy vacio. El primer piso del Complejo Art media preparado en toda su extensión para pensar una nueva monumentalidad, el reemplazo de un monumento, reubicarlo.

Muchas preguntas asaltan ¿Que figura histórica debe representarnos? ¿Es posible pensar una nueva monumentalidad? ¿Por qué?  ¿Por quién? … Varios proyectos, un jurado  y un ganador: ”El monumento al contrabandista desconocido”


 Galeria Ruth Benzacar –Performance – Luso Lolo y Lauti –My Favorite Things-

La prestigiosa galería  abrió sus puertas para una performance peculiar con un condimento “friki” en su  esencia. Todo el público expectante ante una lectura   que pretendían ser divertida, pero lejos estaban de serlo. 

Frases  cortas a  modo premisa  sobre todo tipo de pensamientos, a saber: comunes, excéntricos, ordinarios y hasta  banales, acompañados por una música  acompasada repetitivamente. Fin

La RemPlaza  de Julia D´angiolillio 

El punto de encuentro, un mástil en la esquina de Av. Rivadavia y la Calle Doblas en  el barrio de Caballito (CABA). A modo escuela tradicional, nos pasaron lista y  nos habló una maestra para hacer un peculiar reclamo sobre el avance del cemento en el parque y  la pérdida de varias especies de árboles en la zona y nos dispusimos a caminar. El recorrido  por el parque fue el formato elegido para  esta performance,  en  una tarde fría de sábado.

Nada que no podamos encontrar en internet fue lo dicho en el trayecto. Nada sorprendió, ni lo dicho, ni lo echo. Poco interesante  fue el relato y el recorrido. Historias imaginables por cualquiera de nosotros, un paseo con leyendas e historias, en fin…Fin.


Performance de cierre:

“Vida y muerte del concepto clásico de utilidad” Emilio García Wehbi / Maricel Álvarez con la “Columna Durruti”.

Obras  contemporáneas  de Liliana Porter, Marta Minujin, Marcos López , Roberto Jacovy y Mariana Tellería, fueron las elegidas para la destrucción del arte. Cada pedazo de estas  obras  era subastado  ¿Quién da más? Preguntó Emilio García Wehby, autor de los textos y participe de la  subasta, mientras  ofrecía pedazos rotos  de las obras minutos antes expuestas. Frente a  una  acción programada llamada “Vida y muerte del concepto clásico de utilidad” en la sala Imán de la Fundación Cazadores, se subastó, la destrucción del arte. Me pregunto: ¿Con  qué necesidad?

Columna Durruti, este grupo productor,  inspirado en las milicias anarquistas partícipes de la guerra civil española lideradas por Buenaventura Derrutí,  referente por destruir los iconos de la cultura, así como las raíces, la familia como institución y de  los objetos simbólicos,  fue el encargado de este  final  performático desquiciado.  La actriz  y curadora de la bienal  Maricel  Álvarez  no dejó a nadie  bien parado: curadores, directores de museos, galeristas y artistas fueron denostados llamándolos “estafadores del engaño”.

Destruyéndolos con sus palabras,  al igual que a mazazos limpios, en medio de una crítica despiadada  con  abundantes citas de autores contemporáneos. Irónica y desafiante, no hizo otra cosa que provocar con sus palabras y sus actos  repitiendo lo  que  Marta Minujin realizó  allá por los 60, quemando obras de arte y soltando conejos a correr.

No es coincidencia que la ruptura académica  contra los límites  disciplinarios se dió en los 60, justo cuando la performance rompió barreras institucionales y culturales. Si la norma de la performance es romper las normas, la norma de los estudios de performance es romper con las barreras disciplinarias, este giro provoca alteraciones y así nos propone nuevas preguntas, ¿Hay formas  originales o autenticas de prácticas expresivas? ¿Es cada acto en vivo un original?

Muchos  artistas y activistas reconocen a la performance como una forma privilegiada de intervenir el mundo. Seguiremos debatiendo desde miradas muy personales que es “la performance” y  como acomodarla  adentro del  universo  del arte.

La performance nos  permite debatir constantemente admitiendo un diálogo con activistas, artistas y académicos.

Alejandra Netto

Alejandra Netto, es Profesora Nacional de Danzas. Técnica en Gestión del Arte y la cultura en la Universidad de Tres de Febrero UNTREF.


bp19

BP.19, Fin de la Bienal con otra mirada.

"Si no sabe hacer un corno, tiene un futuro prometedor como artista de performance” Con estas palabras y esa cuota ...
Leer Más

BP.19, 2da Semana performática de la Bienal.

Nos preguntamos, ¿Qué es una performance? Importante consideración: la performance no pertenece a ningún ámbito artístico en particular; puede hacerse ...
Leer Más

BP.19 La Bienal de perfomance en Buenos Aires.

Del 9 al 31 de mayo de 2019 se lleva a cabo la tercera edición de la Bienal de Performance ...
Leer Más
Paloma Ramírez

Paloma Ramírez y el Prix de Lausanne.

Se puede gestionar de otra manera. Sí, siempre se puede cuando la pasión se combina con el deseo. Este es ...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
shares